Consejos para comprar un turismo de segunda mano

Como en cualquier compra de equipos de segunda mano o usados, la compra en una subasta online en Escrapalia requiere una serie puntos importantes a tener en cuenta que evitaran sorpresas futuras. Queremos plasmar lo que hacen nuestros jefes de proyecto cuando realizan los trabajos para la valoración de un turismo antes de ponerlo a la venta en subasta y evitar el principal mal del pujador, la compra por impulso. Si estás buscando un turismo usado, puedes explorar nuestras unidades a la venta de vehículos y componentes. Pero antes de pujar, deberías tener en cuenta estas recomendaciones y evitar costes inesperados más adelante:

Inspecciona los lotes antes de pujar. Esto te permite tener más información de la que proporcionan las fotografías y vídeos que realizamos. Puedes enviar a alguien de confianza o un profesional que realice la inspección en tu nombre del turismo en venta. Con esta información tendrás una mejor idea del precio que estarías dispuesto a pagar.

Valora el precio que quieres pagar. Investiga el valor de venta de turismos en los últimos dos años. Con estos valores y tu presupuesto podrás fijar un precio de compra. Puedes utilizar la opción de puja automática y deja que el sistema puje por ti. Esto te permitirá ajustarte al valor que desees y evita tentaciones…. También puedes explorar en nuestros resultados anteriores el precio alcanzado por los turismos que se han subastado en Escrapalia.

Ten en cuenta los costes de transporte y de impuestos. El coste logístico es un factor importante en la decisión de la compra de un turismo. Todos los lotes que se venden en Escrapalia, se venden dónde están y como están, por lo que la logística de retirada siempre corre a cuenta del comprador. Desde Escrapalia os recomendamos algunas empresas de transporte con las que trabajamos, especialistas en transporte de turismos. Se debe pedir una cotización de los costes de traslados, y si el destino final va a ser un tercer país, tener claros los costes de aduanas e impuestos.

Documentación y certificaciones. Es importante revisar el libro de mantenimiento y las reparaciones que se le han realizado al turismo. El jefe de proyecto previa subida del turismo solicita el informe en tráfico para verificar si el vehículo posee algún tipo de carga o anotación que retrasase el proceso de venta al cliente final. Además, Escrapalia se encarga de comprobar que el turismo se encuentro de corriente de pago de los distintos impuestos municipales obligatorios.

Accesorios y extras: Es importante valorar los accesorios del turismo, así como el estado de los mismos. Son elementos de alto coste y su sustitución puede suponer una inversión no esperada.

Durante la inspección del turismo los elementos importantes a revisar son:

 

  1. Motor del turismo

Aunque no seamos expertos mecánicos, se deben comprobar las siguientes partes antes de realizar cualquier compra de un vehículo de segunda mano. Nos fijaremos si el aspecto del motor en su conjunto parece homogéneo es decir que ninguna parte o pieza se ve mucho más limpia o más nueva que el resto. Sospecharemos de un motor muy limpio, a no ser que se trate de un coche muy nuevo y con pocos kilómetros. Obviamente, tampoco confiaremos en motores muy sucios o muy trabajados. Localizaremos la varilla del aceite, la sacaremos y limpiaremos con un trapo limpio o papel de cocina. La meteremos en su sitio y la extraeremos de nuevo, observando si el nivel de aceite está por encima de la marca de nivel mínimo y por debajo de la del máximo. Si el coche es de gasolina y el aceite se ha cambiado recientemente debería tener un color verde aceitunado. Si es diésel, el color será negruzco, pero en ambos casos no debería parecer muy espeso. También verifica si hay signos de fugas de aceite del motor, comprobando si existe alguna mancha en el suelo. Comprobaremos que los bornes de contacto de la batería y los terminales de los cables de conexión estén limpios y sin signos de corrosión o sulfatación.

  1. Interiores del turismo

Verificaremos que ninguna luz del panel de instrumentos permanece encendida. Comprobaremos que funciona el sube y baja de los cristales, la ventilación, la regulación de espejos retrovisores, el cierre centralizado y los bloqueos de las puertas, los mandos a distancia, las luces interiores y de cortesía, las luces exteriores e intermitentes, la regulación de los faros, la luneta térmica, el limpiaparabrisas y el bombeo de agua, el mechero, las tomas de corriente tipo mechero, los ajustes y estado de los asientos, el equipo de audio, el claxon, el ajuste del volante y el bloqueo antirrobo. Por último, revisaremos el estado de los cinturones de seguridad. Tienen que desenrollarse, recogerse, abrocharse y desabrocharse correctamente. No deben verse deshilachados ni con cortes de cualquier tipo y han de retener si damos un tirón seco. Para intentar dilucidar si el kilometraje se corresponde con la antigüedad del coche, preguntaremos al dueño por qué lo vende y por el uso que le daba. El kilometraje medio anual para un coche diésel viene a ser de 20.000 a 25.000 km., y para un vehículo de gasolina, de 15.000 a 20.000 km.

  1. Llantas y neumáticos

Miraremos que las llantas y neumáticos no presentan deformaciones, arrugas, cortes o abolladuras.

Giraremos el volante a tope, primero hacia un lado, y luego, al contrario, para poder observar si el desgaste de la superficie en los neumáticos delanteros es homogéneo.

Para ver el uso y la vida que resta a los neumáticos, observaremos los testigos de desgaste y la fecha de fabricación. Los testigos de desgaste son unos taquitos de goma ubicados en el fondo de las ranuras principales del neumático para marcar la profundidad del dibujo. Cuanto más hundida se vea la cara superior del taquito, menos uso tendrá el neumático. En condiciones normales los neumáticos hay que cambiarlos a los cinco años, aunque tengan pocos kilómetros, salvo que el coche duerma en garaje, en cuyo caso, podrían durar mucho más.

  1. Chasis, carrocería, exterior y maletero

Daremos una vuelta alrededor del coche, mirando con detenimiento todos los paneles de chapa de la carrocería en busca de agujeros, desgarros, o señales de óxido. Abriremos una por una las puertas del coche, sujetándolas por el borde exterior y tirando de ellas hacia arriba y hacia abajo, tanteando la holgura en las bisagras, sobre todo en la del conductor. A más holgura, más uso y más desgaste tendrá el coche. Observaremos con detenimiento faros, cristales, y espejos del vehículo, por dentro y por fuera, especialmente el parabrisas frontal, en busca de rayones, piquetes, fisuras, manchas.

 

Estos consejos son una referencia para la búsqueda de tu “nuevo” turismo. Sobre todo, comprueba si está disponible la documentación de mantenimiento y en caso de dudas cuenta siempre con la ayuda de un técnico cualificado. Por supuesto, puedes contactar con nuestros expertos, responsables de cada lote en caso de duda.

Explora la categoría de vehículos y componentes para encontrar el turismo perfecto para ti.

Si no lo encuentras, puedes configurar una alerta en el apartado “mi cuenta” y te avisaremos cuando tengamos nuevos lotes que te interesen.



vehiculos en Escrapalia

Un comentario en “Consejos para comprar un turismo de segunda mano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *